Afirma WP que México amagó con restringir a la DEA si no se levantaban los cargos de Cienfuegos

reading_books-1024x768

Con información de Animal Político



"No, yo no le externé al fiscal general ninguna acción específica"


Las especulaciones sobre el regreso de Cienfuegos a México son muchas. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció este martes la remoción de los cargos hechos contra el exsecretario de Defensa Nacional. 

Según The Washington Post la revocación de los cargos hacia el exsecretario se debió a amenazas del gobierno mexicano de limitar la influencia de la Administración del Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) en tareas de investigación en México.

El medio asegura que fuentes de la Fiscalía Este de Nueva York atribuyen el cambio de decisión a dichas amenazas. Además, señaló que un oficial mexicano había confirmado la posibilidad de que se prohibiera operar a la DEA en el país. 
 
En un comunicado de prensa firmado por el fiscal general estadounidense William P. Barr y su contraparte mexicana, Alejandro Gertz Manero, se aseguró que la decisión se tomó para respetar los acuerdos diplomáticos entre ambos países. Tras esto, el canciller de México, Marcelo Ebrard, anunció que en su comunicación con Barr le expresó el descontento que generó la falta de notificación sobre el caso contra Cienfuegos.
 
Durante la conferencia mañanera de este jueves, se le preguntó al secretario de Relaciones Exteriores, sobre las amenazas hacia la DEA. El titular negó cualquier insinuación: "No, yo no le externé al fiscal general ninguna acción específica", aclaró que en su intercambio le recordó a William P. Barr la importancia de la cooperación y respeto mutuo. 
 
"Pues, le quedó muy claro y me imagino le preocupó el impacto que esto podría tener en nuestra relación bilateral", admitió Ebrad y añadió, "tomó una decisión, y esa decisión la reconocemos".

Salvador Cienfuegos Zepeda fue detenido durante unas vacaciones familiares en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el pasado 15 de octubre.

Se le acusaba de favorecer al cártel H-2, hermano pequeño del cártel de Beltrán Leyva, durante su cargo como Secretario de Defensa Nacional, entre 2012 hasta 2018. En este periodo se dice que el mandatario ayudó a la expansión del territorio para el tráfico de droga en la República Mexicana. En total, se le adjudicaron cuatro acusaciones relacionadas a tráfico de drogas y lavado de dinero. 
 
Este miércoles, la jueza encargada del caso, Carol B. Amon, desestimó las acusaciones en contra el exsecretario, con lo que puede regresar a México, hasta el momento sin cargos ni orden de aprehensión.

De acuerdo con el canciller Ebrard, México ya comenzó con sus propias investigaciones contra Cienfuegos. La Fiscalía Estadounidense envió a México todas las pruebas documentales el 11 de noviembre. 
 

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017