Preven que Guatemala y Nicaragua se llevarían a inversionistas si prohíben outsourcing en México

reading_books-1024x768

Con información de Forbes



Guatemala tiene muy claro el plan de competitividad y México está abandonado la competencia y la atracción de la inversión


La propuesta de desaparición del outsourcing del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está orillando a que inversionistas empresas de Estados Unidos preferían invertir en países más competitivos y con una mayor certeza jurídica como Guatemala, Nicaragua, Panamá y países de Sudamérica.
 
"La semana pasada fui invitado por un grupo de inversionistas estadounidenses, quienes su destino original era Sonora, pero cambiaron sus planes para llegar a Guatemala (por los cambios en las reglas de juego como la prohibición del outsourcing)", revela Arturo Fernández Díaz-González, presidente de la Federación Sonora y Coparmex Sonora Norte.

El ministro de Economía de Guatemala recibió a los empresarios estadounidenses, a quienes les mostró los parques industriales, los proyectos inmobiliarios, los organismo empresariales y el plan de competitividad para apoyar a las compañías extranjeras, cuenta el empresario sonorense.
 
"Guatemala tiene muy claro el plan de competitividad y México está abandonado la competencia y la atracción de la inversión (al cambiar las reglas de juego)", manifestó el dirigente encargado de promover las bondades económicas de México y Sonora.

"Nos van a ganar países, que han sido mucho menos competitivos que México, como Guatemala, Nicaragua, Panamá y (países de) Sudamérica. Y no los descarto como los nuevos destinos para la inversión, ya que está en entredicho la competitividad de México", declara el presidente de la Federación Sonora a Forbes México.

"México debe ser el destino favorito para la inversión y sumamente atractivo, porque de eso depende la reactivación económica y recuperación de los empleos y de la desaparición de las empresas".
 
Por ejemplo, la armadora Ford, que hace menos de cuatro meses invirtió más de 1,350 millones de dólares en la ampliación de su planta de Hermosillo, da empleo a más de 4,000 empleados directos y compra autopartes a 90 empresas, que dan trabajo a más de 50,000 personas.

"Si cerca del 40% o 50% de los colaboradores trabajan bajo el esquema de outsourcing, pues serían aproximadamente 25,000 empleos (que se perderían)", señala Arturo Fernández.

En Nogales, una ciudad colindante con Arizona, viven 200,000 personas, 43 mil de ellas trabajadoras en la industria manufacturera. 

"Nogales tiene 180 plantas manufactureras que se verían afectadas por la eliminación del outsourcing. Y de los 43,000 trabajadores de la industria manufacturera, pues es el 25% de la población de Nogales y ahí serían más de 20,000 ligados al outsourcing", manifiesta.
 
Isaac Ibarra Barajas, director y fundador del despacho Ibarra Barajas, declara que la desaparición del outsourcing es demasiado extrema, porque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debió analizar toda la ruta de la evasión fiscal de las empresas. 

"La Volkswagen es una de las empresas, que recurren al outsourcing para la operación de su planta en Puebla, por lo que de aprobarse la prohibición del esquema laboral, se le complicará a la compañía", dice el licenciado en Derecho por la UDLAP.

"Las empresas que se dedican al outsourcing son las que mejor cumplen las regulaciones y las empresas que simulan operaciones no recurren a esos esquemas de trabajo y se basan en esquemas de flujo de servicio y prestaciones de servicios", dice el especialista en Derecho Fiscal.

Ibarra Barajas manifestó que la prohibición del outsourcing planteada por el presidente de la República provocará un incremento en los costos laborales, seguridad social, procesamiento de las nóminas, cálculo de los impuestos, reparto de utilidades.

"Una regulación altamente restrictiva conlleva inevitablemente efectos nocivos en la economía: no sólo se perderían empleos, también se pondrían en riesgo los ingresos por exportaciones, ya que sectores como la industria automotriz, la aeroespacial, la electrónica y el sector minero hacen un uso extensivo de esta forma de contratación legal", afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El organismo dirigido por Carlos Salazar recordó que la figura de la subcontratación permite a las empresas acceder a personal calificado de forma inmediata. 

"Con la legislación actual, los empleados cuentan con esquemas de prestaciones laborales que resguardan su salud, su patrimonio, fomentan su desarrollo profesional y les dan seguridad en el empleo", añadió el CCE.

Una de las actividades más afectadas con la prohibición del outsourcing en México es la manufactura, la cual emplea a 50% de sus trabajadores  bajo el esquema de la subcontratación, explica el integrante de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

En la industria automotriz, se estima que 40% de los trabajadores fueron contratados bajo un esquema de outsourcing, dice el empresario sonorense.

De los 255 mil empleados contratados por la banca múltiple, unas 125 mil fuentes de trabajo fueron creadas a través de la subcontratación.

"En todas las industrias se estima que entre 18% y 25% de todos los trabajadores formales del país están laborando bajo un esquema de subcontratación, lo que significa que son 4 millones 800 mil empleados", recuerda.

Las empresas usan la tercerización por completo, el insourcing y hay compañías con servicios para ofrecer servicios no preponderantes de la industria como los servicios de limpieza, vigilancia y contables.
 

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017