Reelaborar libros de texto en dos semanas será hacerlos al vapor

reading_books-1024x768




Investigadores, profesores y diseñadores reprobaron la reelaboración al vapor de los libros de texto de la primaria, en apenas dos semanas, "mejor sería dejarlos como están", dijeron. En algunos casos no se explican este apresuramiento, pues los esfuerzos de la SEP deberían estar enfocados en mejorar el sistema de la escuela en casa.
"Es muy importante que se tome en cuenta a los maestros para la elaboración de los libros de texto, sin embargo la convocatoria salió muy tarde y esto ha provocado que los cursos en los que estaban participando los maestros para poder estructurar los libros de texto pues sea muy corto y no es una labor sencilla", dijo la profesora Reyna Altamirano, secretaria del Sindicato de Trabajadores de la Educación en Tamaulipas.
"Sin duda no me parece que vaya a resultar bien, pero por eso esperaremos a que nos sorprendan, lo que significaría que ya tendrían bastantes escritos los textos y sólo se estaría simulando la participación", dijo el presidente de la asociación civil Mexicanos Primero, David Calderón, sobre las dos semanas de plazo con que la SEP espera reelaborar los libros de texto.
"Lo que sí es muy cuestionable es que se esté dedicando tanto esfuerzo a un cambio impertinente dada la realidad que estamos viviendo. Ahorita las energías de la Secretaría de Educación Pública deberían de estar puestas en los ajustes pedagógicos para el regreso a clases, no para cambiar libros de texto", subrayó.
REFORMA publicó hoy que la SEP pretende reelaborar 18 libros de texto de primaria en apenas dos semanas bajo el concepto de la "Nueva Escuela Mexicana", un proceso que según especialistas debe llevar entre seis meses y hasta un año.
Marco Fernández, investigador de la organización México Evalúa y de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, criticó que se quieran modificar los libros sin ni siquiera tener los planes de estudio de la "Nueva Escuela Mexicana".
"No es a la hora de la improvisación, pero como este Gobierno ha demostrado que la educación le importa muy poco, pues así improvisó los programas del programa Aprende en casa y así nos está yendo. No es sorpresa que ahora improvise los libros de texto", dijo.
Fernández señaló como el causante de esto al Director General de Materiales Educativos, Marx Arriaga, un polémico funcionario recién nombrado en la SEP que fue sinodal de la esposa del Presidente López Obrador, Beatriz Gutiérrez.
"La única característica que tiene el compañero para estar enfrente de esa Dirección es ser el protegido de la Primera Dama", sostuvo.
El movimiento No vivimos del Aplauso, integrado por diseñadores e ilustradores a quienes la SEP convocó a participar pero sin recibir ningún pago, consideró que sería mejor no realizarlos que sacarlos de forma exprés.
"Los libros de texto son un tema de la más alta importancia para el País y nos extraña que lo tomen a la ligera. Si no hay presupuesto es mejor dejarlos como están que hacerlos al vapor", indicó en un comunicado la semana pasada.
Octavio Jiménez, un coordinador del movimiento, consideró que en el caso de la falta de pagos tiene la intención de acabar con la subcontratación de diseñadores e ilustradores, pero que no está funcionado.
"Dos semanas no son nada. Dos semanas es muy poco tiempo para apostar a cerrar un proceso así de largo", dijo.

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017