Desilusión y crisis en MORENA Sonora

reading_books-1024x768

Hermosillo, Sonora




Desilusión y crisis es lo que vive el Movimiento de Regeneración Nacional en Sonora, ello de acuerdo al diagnóstico de dos de cuatro aspirantes a dirigir el partido en la entidad, quienes sin embargo, manifestaron su total apoyo al liderazgo del sonorense Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad Pública nacional, a quien todos los análisis políticos colocan como el más claro aspirante a gobernador por MORENA.
 
 

El pasado 12 de octubre, como en el resto del país, se eligieron en Sonora –en asambleas distritales- consejeros estatales y delegados al Congreso Nacional de ese partido, en medio de acusaciones mutuas de múltiples irregularidades, lo cual derivó en decenas de impugnaciones y la cancelación de la elección respectiva en la demarcación federal 06 con cabecera en Cajeme.
 
 
Julio César Navarro Contreras/Imagen tomada de la web
 


"Lo sucedido para el ánimo de la militancia de MORENA, es una situación que permea desilusión, porque lo que se vio en las asambleas  no refleja lo que realmente es MORENA", aseveró Julio César Navarro Contreras, aspirante a dirigir el Comité Ejecutivo Estatal morenista.  Actualmente, se desempeña como servidor público federal en Sonora, y se le identifica históricamente con el equipo del actual diputado federal Javier Lamarque Cano.
 
 

Por su parte la guaymense María de Jesús Delgado Gaxiola, aceptó que su partido padece una crisis que sin duda afecta el desarrollo de la Cuarta Transformación y al propio trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador. Lamentó que MORENA viva un momento político, que supera incluso la crisis que llevó a la casi desaparición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del cual ella misma y muchos morenistas proceden.

 
      María de Jesús Delgado Gaxiona/Tomado de la web

Sin embargo, confió en que muy pronto surja el acuerdo interno necesario para estabilizar la situación, pues de otra manera, incluso estaría en duda la posibilidad de ganar la gubernatura y la mayoría de municipios y diputaciones en el año 2021. Delgado Gaxiola, quien afirma no pertenecer a ningún grupo interno de MORENA y se define como independiente, podría ser la próxima secretaria general de ese partido, ya que los dos más fuertes aspirantes, tanto Navarro Contreras como Adolfo Salazar Razo, son quienes tienen más posibilidades de alzarse con la presidencia, pero por paridad de género, la segunda posición en importancia en la dirección ejecutiva, deberá ser para una mujer, de acuerdo a sus estatutos internos.
 
 

Ambos entrevistados, reiteraron su "total apoyo al liderazgo indiscutible de Alfonso Durazo", de quien coincidieron es la figura más visible y con más posibilidades de sacar al PRI  del Gobierno del Estado.
 
 

"Si no soy parte de la solución, tampoco seré parte de problema" manifestó Navarro Contreras, tras explicar que pese a haber obtenido para el bloque que encabeza,  el tercio mayor de los consejeros electos al pasado sábado, no está obsesionado con la presidencia del Partido y que la unidad del mismo está por encima de cualquier aspiración personal.
 
 

De los sesenta consejeros electos el 12 de octubre, al menos 22 serían para el grupo de Navarro Contreras-Lamarque Cano; 17 para quien es considerado candidato oficial, Adolfo Salazar Razo; 10 para  Guillermo Díaz Robles, del grupo de la legisladora federal Wendy Briceño y al menos media docena para la dirigente social Delgado Gaxiola, quien es la única mujer que ha levantado la mano para presidir MORENA en Sonora.
 
 

Al menos tres veces se emplazó por teléfono al señor Adolfo Salazar Razo, para conocer su opinión, pero además de aplazar la conversación un par de veces,  al final tampoco contestó llamadas de teléfono. Adolfo Salazar Razo, no sólo enfrenta el problema de ser inelegible, de acuerdo al fallo jurisdiccional, sino que pese a ser en candidato oficial, tiene menor cantidad de consejeros a su favor Navarro Contreras, lo que pone en tela de duda su capacidad de liderazgo y aceptación para dirigir MORENA Sonora.

 
 Adolfo Salazar Razo/ Imagen tomada de la web

El escenario se ha complicado, debido que en la víspera de la elección, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, determinó que quienes ocuparon un cargo directivo en 2012 y fueron reelectos en uno del mismo nivel en 2015, no podrían reelegirse para un tercer periodo en 2019, lo cual a la postre afectó, en el caso de Sonora, a alrededor de la mitad de los aspirantes a consejeros estatales. Los morenistas están en desacuerdo con la sentencia del TEPJF por considerar que en 2012 aún no eran un partido constituido. 

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017