Éstas son las marcas de cátsup más dañinas 

reading_books-1024x768

Con información de López Dóriga



El estudio encontró que algunas de las salsas que se comercializan contienen un alto porcentaje de jarabe de maíz de alta fructosa


La Profeco, a través de la Revista del Consumidor, dio a conocer un estudio en el que analizó la calidad de las salsas cátsup que se comercializan en el país.
 
 

La dependencia aclaró que, la norma mexicana NMX-F-346-S-1980 establece que para que un producto pueda ser reconocido como salsa cátsup debe contener, entre sus ingredientes, un 12 por ciento de sólidos de tomate, vinagre, sal y azúcares.
 
 

Sin embargo, el estudio encontró que algunas de las salsas que se comercializan contienen un alto porcentaje de jarabe de maíz de alta fructosa que, en caso de ser consumido en altas cantidades, provoca enfermedades cardiovasculares.
 
 
El estudio de Profeco analizó cuatro salsas cátsup así como dos salsas de tomate tipo cátsup y dio a conocer cuáles fueron las salsas con mayor contenido de alta fructosa de las que se venden en México.
 
 

Salsa tipo cátsup Embasa:
Pese a contar una buena mezcla de tomates, esta salsa está elaborada con un 55 por ciento de jarabe de maíz de alta fructosa.


Salsa cátsup La Costeña:
Contiene concentrado de tomate, vinagre destilado, sal cebolla en polvo, saborizantes naturales y un 58 por ciento de azúcares adicionados, de los cuales un 42 por ciento es jarabe de maíz de alta fructosa.


Salsa de tomate Ketchup Heinz:
Como ingredientes principales tiene concentrado de tomate, vinagre, sal yodatada, cebolla en polvo, saborizante natural y un 42 por ciento de maíz de alta fructosa.


Salsa de tomate cátsup Del Monte:
Está elaborada con puré de tomate, vinagre de alcohol de caña y especias pero cuenta con un 42 por ciento de jarabe de maíz de alta fructosa.


Salsa de tomate tipo cátsup Clemente Jacques:
Contiene concentrado de tomate, vinagre de alcohol de caña, sal yodada, espesante, saborizante y un 42 por ciento de jarabe de maíz de alta fructosa.


Salsa de tomate sin azúcar añadida
La Profeco indicó que la salsa que no cuenta con azúcar añadida es la Salsa de tomate Ketchup de la marca Heinz "no sugar added". Esta salsa está elaborada con concentrado de tomate, vinagre destilado, sal, cebolla en polvo, saborizantes naturales, especias y sucralosa.

 
El peligro de consumir jarabe de maíz de alta fructosa
Al respecto del peligro que supone el consumo del jarabe de maíz de alta fructosa, la Profeco indicó que este compuesto produce en gran cantidad la hormona ghrelina, que provoca la sensación de seguir comiendo, lo que genera el incremento de personas con obesidad y con enfermedades derivadas de esta condición como diabetes mellitus tipo 2.

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017