Los pilares de la 4T

reading_books-1024x768

Con información de Código Magenta



"Mi propósito es que se vayan sentando las bases de un verdadero cambio", ha dicho en reiteradas ocasiones el presidente.


Uno de los errores más repetidos por la oposición es el que intenta señalar que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene un plan de trabajo, que "está lleno de ocurrencias", que "improvisa". Por el contrario, las acciones realizadas en estos tres primeros meses de gobierno muestran a un gobernante con una visión a largo plazo y que, en esta Cuarta Transformación busca enraizar cambios profundos para nuestro país. 
 


"Mi propósito es que se vayan sentando las bases de un verdadero cambio", ha dicho en reiteradas ocasiones el presidente.
 
 

Con un plazo de 6 años como límite para su mandato, Andrés Manuel López Obrador ha decidido enfocar sus esfuerzos en fincar las bases de dos amplios pilares que funcionen en fincar las bases de dos amplios pilares que funcionen como los cimientos de otros cambios por venir: el combate a la corrupción y la consolidación de los hábitos democráticos en México. 
 
 

El primer objetivo se busca cumplir a través del saneamiento de la gran mayoría de los programas públicos, la aplicación de una política de austeridad, la eliminación de privilegios de los altos funcionarios y el combate al huachicoleo, pero sobre todo, con la reforma constitucional que establece a la corrupción y al enriquecimiento ilícito como delitos graves. De esta forma, se pretende garantizar que los actos de corrupción que pudieran darse en el futuro sean castigados por la autoridad correspondiente sin posibilidad de que los acusados puedan evadir a la justicia. Es importante señalar que en esta materia, aún esta pendiente la reforma que elimine el fuero de funcionarios públicos, incluido el presidente; política que López Obrador ha prometido impulsar. 
 
 

En la misma conferencia del 6 de febrero, AMLO declaró: "muchas desgracias se han padecido por falta de democracia, por gobiernos que han sido impuestos mediante fraude electoral". Para evitar que esto se repita, durante el inicio de este gobierno ya se ha establecido como delito grave el ejercicio abusivo de funciones de los servidores públicos y el uso de programas públicos para fines electorales. También, a través de la participación como intermediario, el gobierno federal ha contribuido a la resolución de diversos conflictos sindicales a través del diálogo y el respeto a los derechos políticos de las partes involucradas. 
 
 

Aún es muy pronto para medir el impacto de las medidas impulsadas por el presidente López Obrador durante estos primeros 100 días de su gobierno. Sin embargo, una de ellas podemos deducir los cambios a largo plazo que busca alcanzar durante su mandato: acabar con la corrupción y consolidar la democracia. Cambios, que de alcanzarse, representarían un cambio de trayectoria de 180 grados y una nueva época para nuestro país. 

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017