México tiene mucho presidente: Ebrard

reading_books-1024x768

Con información de El Heraldo de Mxico



Nuestra política con EU ha atravesado muchos momentos de tensión, si fuésemos un país sumiso, no habría tensión


Al comparecer ante el Senado, el canciller Marcelo Ebrard aclaró que no ostenta las funciones de vicepresidente, porque en México no existe esa figura y no aspira más que a cumplir su labor como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).
 
 

"No, en México no hay vicepresidentes, soy secretario de Relaciones Exteriores, ahí están las facultades establecidas en la ley, no aspiro a nada más, más que a cumplir con mi trabajo", expresó.
 
 

Como parte de la glosa del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo federal, el canciller fue cuestionado por las bancadas de MC, PAN y PRI, sobre las atribuciones extra que tiene como canciller y criticaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador no quiera viajar al extranjero y le delegue esa función al titular de Relaciones Exteriores.
 
 
"Es mi función legal. Tenemos mucho Presidente y no necesitamos vicepresidente", respondió.
 
 

Ante cuestionamientos de que el gobierno debe rectificar su política migratoria y también de la relación con Estados Unidos, el titular de la SRE expuso a senadores que la administración federal no es sumisa en la relación con Donald Trump.
 
 

"Nuestra política con EU ha atravesado muchos momentos de tensión, si fuésemos un país sumiso, no habría tensión", aseguró.
 
 

Sostuvo que en la relación con Estados Unidos, al gobierno mexicano nada le asusta porque "tenemos la conciencia limpia y tenemos el apoyo de la mayoría de la población".
 
 

Aclaró que han peleado porque se respete la soberanía "contra viento y marea, estamos hechos para perseverar y esa es la historia de México y así seguirá siendo, vamos a perseverar y vamos a triunfar, vamos a salir adelante", dijo.
 
 

El canciller adelantó que en el encuentro con el fiscal de EU, William Barr, -por la advertencia de Trump de clasificar a los narcos como terrorismo- la postura será que el gobierno estadounidense debe disminuir la lucha contra el tráfico de armas hacia México y las finanzas de los cárteles de la droga.
 

En este sentido, sobre el caso del asesinato de la familia LeBarón, Ebrard detalló que han compartido ya información de todos los casquillos encontrados en el lugar de los hechos con el FBI.
 
 

Sobre las negociaciones por la aprobación del T-MEC, el canciller aclaró que no hay nada qué ocultar, mucho menos sorpresas, pero se comprometió a que dará a conocer los nuevos textos que le presentarán a Jesús Seade en Washington.
 
 

Aceptó que si se EU busca modificar el texto del T-MEC deberá ser a través de un addendum que todavía no existe y que debería ser aprobado por el Senado mexicano.
 
 

"De las muchas versiones que se manejan en medios de comunicación, lo que les diría es: no hay sorpresas", dijo.
 
 

Aun así, se comprometió con el Senado a que cualquier cambio que proponga el gobierno de Donald Trump, debe ser conocido antes por el Senado mexicano, aún y cuando ya se haya ratificado el tratado.
 
 

Ebrard defendió también el asilo político que mantiene a Evo Morales en México, ya que argumentó que también a opositores del gobierno de Venezuela se les ha otorgado.

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017