65 funcionarios han contraído Covid-19 en el Palacio Nacional

reading_books-1024x768




Desde el inicio de la contingencia sanitaria, 65 funcionarios de la Oficina de la Presidencia de la República han contraído Covid-19, de acuerdo con la respuesta que entregó la dirección general de recursos humanos de la Presidencia a una solicitud de transparencia, los casos positivos desde el 1 de marzo de 2020 entre los servidores públicos que habitualmente trabajan en el Palacio Nacional.

En todas las áreas de la Presidencia han resultado contagiados con el nuevo coronavirus, afectando en particular a quienes tienen relación con personas externas al Palacio Nacional, como las áreas de atención ciudadana y la de comunicación social.

En mayo del año pasado, la Presidencia de la República informó que uno de los trabajadores de la Dirección General de Atención Ciudadana había fallecido a causa de la Covid-19, después de estar hospitalizado.

En 2021, funcionarios de primer nivel que acuden todos los días al Palacio Nacional, como Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia, han dado positivo a la prueba de Covid-19.

El 24 de enero, el presidente López Obrador reveló que tenía síntomas del nuevo coronavirus y se aisló durante 15 días. Sin embargo, ni antes ni después de su reaparición pública tras el contagio, López Obrador utilizó cubrebocas dentro del Palacio Nacional. En las imágenes de las conferencias y encuentros que el mandatario tiene dentro del edificio siempre aparece sin cubrebocas o caretas de protección.

En los últimos 12 meses los controles preventivos de salud en el Palacio Nacional han sido mínimos y basados sólo en la entrega de gel antibacterial, sana distancia y la toma de temperatura. El acceso de personas al edificio no se cerró, tampoco se instalaron filtros para realizar pruebas obligatorias de Covid-19 ni se establecieron normas de protección como el uso de cubrebocas obligatorio, sin excepciones, en todos los espacios del edificio.

En un año, al menos cinco reporteros que acuden con frecuencia a las conferencias matutinas del presidente han resultado contagiados por Covid-19.

Esta falta de protocolos contrasta con las normas estrictas aplicadas en la Cámara de Diputados, donde se realizan pruebas de detección cada semana a los legisladores y trabajadores que acuden al recinto parlamentario. Con una inversión en pruebas y laboratorios móviles que supera los 20 millones de pesos, en San Lázaro se han confirmado más de 300 casos del nuevo coronavirus.

Las normas mínimas en Palacio Nacional se asemejan a las asumidas en la Casa Blanca durante la administración de Donald Trump.

En ese entonces, la casa del presidente de Estados Unidos tampoco adoptó disposiciones estrictas en sus accesos ni dentro de sus espacios, lo que provocó varias olas de contagios entre los funcionarios que acudían a la Casa Blanca, como el que afectó a la secretaria de prensa, Kayleigh McEnany. Las acciones en la Casa Blanca se limitaron a desinfección de espacios y a pruebas de diagnóstico útiles para vigilar la evolución de la Covid-19, pero no para prevenir los contagios.

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017