Bacadéhuachi, el pueblo de Sonora con el yacimiento más grande de litio en el mundo

reading_books-1024x768

Foto demostrativa



El Servicio Geológico Nacional mantiene un proyecto de exploración de este metal en el país, por lo que precisó que aún es muy pronto para conocer la cantidad exacta que existe en México.


El litio, un metal cuyo identidad mas cercana era como medicamento contra la ansiedad, hoy se ha convertido en el ‘oro blanco’ del siglo XXI por sus características fundamentales en la fabricación de baterias electricas, y México, en Sonora,  cuenta con uno de los yacimientos más grandes de este metal.

Bacadéhuachi es un pueblo ubicado al noroeste de Sonora, y es precisamente este rincón, ubicado en la parte alta de la Sierra Madre Occidental, el que alberga uno de los yacimientos de litio más grandes del mundo con reservas de 243 millones de toneladas, según Mining Technology.

La cantidad promedio de litio en Bacadéhuachi, reportada por Bacanora Lithium (la empresa canadiense que mantiene ahí un proyecto de explotación) es de 3 mil 415 partes por millón (ppm), la cual “excede las concentraciones típicas encontradas en otras partes de los depósitos de litio, principalmente a base de arcilla de México”, según señaló en junio pasado la directora del Servicio Geológico Nacional, Flor de María Harp.

“Este depósito de mineral es realmente un muy buen depósito”, dijo, y agregó que el servicio que administra ha visto otra muestra de mineral del mismo proyecto que contenía unas 16 mil ppm de litio, un número no revelado anteriormente.

Hasta el momento, la empresa Bacanora Lithium posee cuatro concesiones en el norte del estado de Sonora y la perspectiva actual de la compañía es que la producción comience en 2023 y aumente hasta 35 mil toneladas de carbonato de litio anualmente.

Actualmente el Servicio Geológico Nacional mantiene un proyecto de exploración por litio en México, a través del cual está estudiando diferentes localidades con posibilidad de contener este elemento, sin embargo, María Harp aclaró a El Financiero que los meses que lleva este programa aún son insuficientes para tener datos precisos, confirmados y cuantificados en los laboratorios del propio SGM.

“La exploración es una tarea de mediano a largo plazo y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para generar resultados a la brevedad, pero todavía tardaremos varios meses para saber si hay, no hay, dónde hay y de qué contenido o ley”, precisó.

COMENTA ESTA NOTA







REDES SOCIALES

AsiInforma.mx © 2017